← TODAS LAS PUBLICACIONES

Todo lo que Necesitas Saber Sobre las Vacaciones Bienestar

February 6th, 2019 | VIAJES DE BIENESTAR

¿Alguna vez has regresado a casa de un viaje en el que te dices “necesito unas vacaciones de mis vacaciones”? Aunque no lo creas, es más común de lo que parece. 

Aunque viajar por salud física o mental no es un concepto nuevo, tiende a relacionarse con duros ejercicios, estrictas dietas y exhaustas rutinas diarias. Sin embargo, los viajes o retiros de bienestar son una de las áreas de turismo que más rápido están creciendo y en los que cada día podemos encontrar nuevas opciones, además de una oferta más variada a la par que personalizada que se ajuste a nuestras necesidades.

Pero ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de viajes de bienestar y por qué deberías intentarlo? ¿Qué es Wellness Travel?

Este tipo de viajes promueven la salud y bienestar, tanto física como mentalmente. Con una tendencia cada vez mayor, a través de diferentes actividades recargas toda esa energía que has ido perdiendo a lo largo del año por diferentes situaciones y, sobre todo, restableces el balance entre tu cuerpo y tu mente buscando y logrando el tan ansiado equilibrio.

Eventos culinarios y gastronómicos, senderismo, remo, yoga, surf o incluso correr, desde hoteles de cinco estrellas a alojamientos más austeros. La oferta de vacaciones de bienestar es variada y con un enfoque diferente según el propósito del viaje. Sean cuales sean tus objetivos, hay uno para ti. En él podrás revitalizar cuerpo y mente, rejuvenecer y encontrar el equilibrio a través del yoga y la meditación. Además, tomarás parte en la actividad física, es decir: estarás de vacaciones activas, aprenderás a cómo incorporar esta actividad física a tu vida diaria. 

Si bien es cierto que los viajes de bienestar pueden ayudar a perder peso, no es el objetivo principal. La reducción del estrés, el equilibrio físico y mental, aprender sobre las cualidades de los alimentos y recetas más sanas, encontrar inspiración en las salidas grupales, o abrir tu mente a formas diferentes de vida en inmersiones culturales, son solo algunos de los beneficios reales de este tipo de vacaciones. Puedes hacerte una idea de cómo es un día en un retiro de vacaciones y bienestar con uno de nuestros itinerarios en Bali https://bit.ly/2sXyWGG

Te proponemos otras alternativas de viaje para que el equilibrio entre el cuerpo y la mente aúne también visitas culturales: un retiro de bienestar en Bali, Goa (en India) o en Sri Lanka.

Piensa en este tipo de vacaciones como una pausa en tu vida cotidiana. Un tiempo enfocado a desconectar y conectarte contigo mismo, a reencontrarte, ponerte en primer lugar y mejorar tu estado de ánimo. No se trata de las típicas vacaciones en las que acabas más cansado al terminarlas que cuando empezaste, no estamos hablando de marcar en el calendario estos días como “cosas que hacer este año”, sino de ser conscientes de la importancia que tiene poder relajarte y desconectar, y la necesidad que tenemos de ello.

Imagina que abres los ojos con el cantar de los pájaros y que te duermes con el sonido de los grillos, que disfrutas de paisajes paradisíacos. Sin prisas acudes a una clase de meditación y yoga, disfrutas de un sano desayuno, siendo consciente de lo que comes, dedicando el tiempo a ello. Con el cuerpo y mente ya activos, vas a descubrir con los ojos curiosos de un niño, a través de actividades la cultura del lugar donde estás. Tras la comida, dispones de tiempo libre para ti, para leer, nadar o relajarte, o simplemente “estar”. Y antes de cenar, preparamos el cuerpo con una sesión de meditación. Esto es un viaje de bienestar. Todo se centra en ti, en tu cuerpo y en tu mente.

El bienestar personal no es algo nuevo. Los estudios en torno a este tema empezaron en 1921, con las investigaciones que hizo Carl Gustav Jung sobre desarrollo personal. Años después, en 1952, Norman Vincent Peale escribió sobre el poder del pensamiento positivo. Los estudios han continuado hasta nuestros días, e incluso Marting Seligman desarrolló la conocida como “Teoría del Bienestar” que señala que el bienestar es una combinación de sentirse bien y de tener realmente sentido en la vida, buenas relaciones y logros. Así pues, las vacaciones del bienestar ayudan a desarrollar el primero de esos elementos a combinar: su objetivo es lograr equilibrio mente-cuerpo.

Aunque el yoga surgió hace miles de años en India, en las últimas décadas ha ido adquiriendo gran reconocimiento a nivel internacional como sistema de mejora del bienestar y la salud, tanto física como emocional. Esta práctica aúna cuerpo y mente, por lo que es recomendable introducirlo en nuestra rutina diaria.

Un proverbio chino dice “La tensión es quien crees que deberías ser. La relajación es quien eres”. El ritmo de vida que llevamos no nos deja parar a pensar en nosotros y en lo que necesitamos, vamos de un sitio a otro haciendo lo que se nos pide, como si fuéramos autómatas, estamos constantemente en tensión. Nuestro cuerpo grita “¡Para! ¡Tómate unos días, relájate!”. Y eso es lo que pretende el “Wellness Travel” o vacaciones de bienestar: un viaje donde el protagonista eres tú, tu mente y tu cuerpo. 

Proponte un año de un cambio real y de aprendizaje que te ayude física y mentalmente. No hace falta que te enclaustres en un ashram, o en una cueva, pero puedes encontrar tu pequeño remanso de paz, en momentos del día: cuando vas en el metro, un paseo sin teléfono (sí, es posible y sin apocalipsis), 20 minutos sentado o tumbado sin hacer nada (sí, también es posible y ¡dormir no cuenta!), correr también es una forma de meditar.

Comienza con meditaciones sencillas, sin forzarlas, enfocándote en la respiración. Respecto cómo mantener la mente en blanco, no sé porque no somos ni teléfonos, ni ordenadores, y la meditación no trata de eso, pero sí puedes empezar por trabajar en ordenar y enfocar tus pensamientos. La meditación, como me decía mi profesora Gitamba en el ashram de Kerala, es sencilla y debe ser sencilla. Respirar, dejar de mortificarte por el pasado, por preocuparte por el futuro, dejar de buscar preocupaciones, ser agradecido. No digo que todo te valga un gorro y tu cerebro se convierta en una pasa, pero en el momento que aparece la ansiedad, algo no va bien. Si algo he aprendido del tiempo que llevo viviendo en países hinduistas, es que lo importante es el presente. Si te enfocas en el presente, mortificarse por el pasado no tiene sentido porque es algo que ya ha sucedido y no puedes cambiar, y el futuro vendrá como tenga que venir. 

Sin religiones o con ellas el yoga es la unión del cuerpo y de la mente, de TU cuerpo y de TU mente y por lo tanto eres libre de ser como tú quieras ser y adaptar la práctica desde el amor propio. Os comparto uno de los Yoga Sutras de Patanjali (Aforismos sobre Yoga). Uno de los libros más conocidos sobre Yoga a nivel mundial. Uno de esos primeros libros de yoga que cayeron en mis manos hace más de una década y que me parecen toda una guía de bienestar. Patanjali no es el inventor del yoga, ni tampoco es el único o primer libro que habla de yoga. Sin embargo, Yoga Sutras son el primer compedio riguroso de la enseñanza del yoga clásico. Sin volverse locos, ni tomando nunca todo al pie de la letra, si considero que cada uno puede llevar su práctica a “ese rinconcito personal que nos hace bien”. No hay ni mejores, ni peores practicas de yoga, existe la práctica que te hace sentir bien y esa es la que considero debemos abrazar. 

“Nuestra mente está preparada para alcanzar el estado de Yoga a través de la práctica y el desapego. Para alcanzar la quietud mental necesitamos disciplina, concentración, esfuerzo, perseverancia, voluntad, humildad, calma, paciencia, aceptación, pero también desapego. Es muy importante ser permisivos con nosotros mismo, no exigirnos resultados inmediatos, abandonar toda expectativa, abandonar el orgullo, la lucha interna, la rigidez. Aprender a aceptar la dispersión, si solo usamos la disciplina nos volvemos muy rígidos y exigentes. La perseverancia y la disciplina tienen que estar necesariamente en equilibrio con la paciencia, la aceptación, la comprensión y el desapego. Debemos permitirnos los errores, pero seguir insistiendo  y perseverando en nuestro fin. La meditación es sobre todo desapego y atención. Debemos empezar a practicarla sin esperar conseguir nada, siendo conscientes de la dificultad que supone alejarnos de nuestros pensamientos. No debemos juzgarnos por conseguirlo o no. Ni realizar sobreesfuerzos para llegar a ella, si somos tolerantes con nosotros mismos y persistentes en la práctica, esta llegará sola.

El estado de Meditación se corresponde con una mente que está en el ahora, en el presente, sin proyectarse al pasado, ni al futuro, sin perderse en pensamientos innecesarios, se corresponde con una mente en calma. Para conseguirlo debemos convertirnos en espectadores de nosotros mismos, observando desde fuera los pensamientos que nos acuden, sin retenerlos, ni juzgarlos, ni alimentarlos, solo aceptándolos y dejándolos pasar” – Pantajali.

Se lo dedico especialmente a mi maestro Nilesh Tiwari. Que como dice él, el yoga no es hacer gimnasia 🙂 AND RELAAAAX!!!

Marian Gómez

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

The Yoga Lab en Facebook The Yoga Lab en Linked In The Yoga Lab en Instagram