← TODAS LAS PUBLICACIONES

Bali: La isla de los dioses y las sonrisas. Ceremonias y Ritos

February 18th, 2019 | RITOS, TRADICIONES, COSTUMBRES

Bali es uno de esos sitios que fascina, que te hace enamorarte de cada uno de sus rincones, gentes y costumbres desde el primer momento. Es uno de los últimos lugares en el mundo en los que el día a día, aunque adaptado al estilo de vida moderno, sigue muy arraigado a sus tradiciones más ancestrales. La peculiaridad de estos reside también en el hecho de que una de sus minorías religiosas, el hinduismo balinés, es único en el mundo. Se trata de una mezcla compleja entre hinduismo, culto a tradiciones antiguas y al animismo, todo estructurado alrededor de una serie de ritos y festivales, que marcan etapas a lo largo de toda la vida, hasta la muerte. 

Aproximadamente 1/3 de las horas laborales de una mujer balinesa están destinadas a preparativos, participación en ceremonias y limpieza después de la ceremonia. La rutina diaria en la isla es un ciclo constante de ofrendas, que se tienen que realizar en un orden y con la intención correcta. Si no se realiza así, el universo (balinés) pierde su balance. El agua es un elemento esencial, símbolo sagrado, bendito y de purificación. Los rituales y ceremonias balinesas se dividen principalmente en 5 grupos: ceremonias para los dioses, para los ancestros, los santos y fundadores de la religión, las ceremonias a lo largo de la vida o “ritos de paso”, y las ceremonias contra los demonios. 

Algunas ceremonias se practican 5 veces al día, otras una vez a la semana, otras una vez al mes… Las ofrendas típicas diarias suelen ser trocitos de hojas de palma con un poco de arroz, o la comida del día y se ofrece para agradecer a su dios de que tienen comida para alimentarse. Estas ofrendas se colocan en diferentes lugares de la casa desde la cocina, las escaleras, las puertas de las habitaciones, baño, en el aparcamiento y cada vehículo de la casa a los templos de cada casa. En cada casa hay una sección dedicada a los dioses, un templo más o menos grande en función de la capacidad económica de cada hogar, o bien templos más pequeños en restaurantes, oficinas… Todos ellos con diferentes intenciones desde atraer la suerte, a evitar peligros, o conseguir más ventas.

Los ritos y ceremonias a menudo se realizan con danzas las cuales son un elemento sagrado. De ahí que la cultura de la danza se haya preservado y promovido hasta la actualidad. Una de las danzas más famosas es el “Kecak”, la danza del fuego, de origen tradicional donde algunos de los bailarines llegan incluso a entrar en trance. Un must en la isla que incluimos en nuestros itinerarios de The Yoga Lab como parte de inmersión cultural.

Todas estas fechas y rituales se compilan en un calendario balinés, creado por un grupo de sacerdotes y hombres sagrados, mediante la consulta de 3 tipos de calendarios distintos. El origen de este calendario está en la agricultura y las estaciones, ya que en él se detallan las fechas ideales para plantar o sembrar, y recoger las cosechas . Sin embargo, se utilizan no sólo en  la agricultura y las ceremonias religiosas , sino también a temas más triviales, y otros no tanto, como puede ser cortarse el pelo, construir el tejado de una casa, o pedir en matrimonio a una chica que únicamente pueden realizarse en esos días, para evitar el riesgo de malos augurios… ¡y nadie quiere eso!. Aún, hoy en día muchas familias siguen el calendario balinés, aunque solo con fines religiosos. En este calendario, cada ciclo o Oton tienen 30 semanas, que serían 210 días, correspondiente a nuestros “6 meses”. Por tanto, dos Otones son 420 días que se corresponderían con 1 año en nuestro calendario.

Hay 13 “ritos de paso” para cada persona en Bali, todos marcados en el calendario, y que requieren una ceremonia por lo alto. Estas ceremonias se practican para evitar los 108 vicios del mundo, incluidos la violencia, el robo, la pereza y la mentira. Hay ceremonias para celebrar el nacimiento, donde exactamente tras 1 mes y 7 días se celebra la ceremonia en la que le dan un colgante al niño con un trocito de placenta, y unas pulseras en pies y manos, que llevará durante al menos 2 años. El primer corte de uñas, o el primer corte de pelo: cuando los niños llegan a la edad de 1,5 años, les cortan el pelo al raso, antes de ese momento no se les puede cortar el pelo. Cuando llegan a la pubertad les liman los colmillos, para eliminar el sentimiento animalístico. 

Algunas de las ceremonias más conocidas e importantes son el Nyepi Day, Galungan y Kuningan, el Siwa Ratri, y las ceremonias funerarias o cremaciones. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades. Por ejemplo, el día de año nuevo Balinés, el Nyepi o también famoso Día del Silencio. ¿Te imaginas un día al año en el que no pudieras salir de tu casa por 24 horas, no pudieras prender la luz o usar cualquier artefacto eléctrico y deberías estar en silencio y no solo tu, sino que toda tu ciudad? Durante este día, que este año 2019 se celebra el 7 de marzo, el aeropuerto se cierra, no hay internet y los teléfonos también están fuera de servicio. Suena un poco a película de ciencia ficción, pero esto ocurre en Bali, una vez al año. En la celebración del año Nuevo Balines, antes del esperado día del silencio, 3 ó 4 días antes, se realiza una muy importante ceremonia llamada “Meslasti”.Está dedicado a Sanghyang Widhi Wasa, la suprema deidad del hinduismo balinés y representa la más importante dualidad entre los dioses de esta religión. Esta ceremonia o ritual se realiza en las playas o curso de agua, como una forma de mostrar respeto a los dueños de la Tierra y el Mar. Se realiza haciendo una peregrinación hacia la playa, donde se realizar ofrendas y purificación de objetos sagrados. La tradición señala que los balineses deben abstenerse de encender fuegos o luces, de trabajar, actividades de ocio y de salir de casa. Durante 24 horas los balineses pueden practicar meditación y ayuno, para la purificación espiritual mediante el auto-control y la introspección. 

Otra de las celebraciones más importantes de la isla es Galungan y Kuningan. La mejor forma de conocer la importancia de los antepasados en el presente de los balineses. Se trata de un ciclo de ceremonias, una celebración religiosa que dura 10 días durante los cuales los ancestros visitan la Tierra. Cada día está destinado a una acción que comprenden desde día destinado a cocinar a los dioses, creación de ofrendas y el día de Kuningan las visitas a la famila. Además, cada casa coloca un penjor, un bambú decorado y con ofrendas para engalanar las calles para el paso de los dioses. 

El día 1 o Galungan se produce el descenso de los dioses y el día 10 o Kuningan el regreso al cielo. Al mismo tiempo los balineses acuden a diario a los Templos con ofrendas para los dioses y con sus mejores vestimentas. Las decoraciones de las casas y las calles en esos días son muy llamativas, esos días caminar por las calles de los pueblos balineses es como pasear por el Museo del Prado, ya que realizan verdaderas obras maestras de la artesanía y arte local. Dos veces al año se celebra en Bali la festividad de Galungan, para recibir a los espíritus de sus ancestros y celebrar la victoria del bien sobre el mal. Cada 210 días, según el calendario balines, se celebra Galungan, para festejar la victoria del Bien (Dharma) sobre el Mal (Adharma), del Orden sobre el Desorden, de los Dioses Protectores sobre los Espíritus Malignos. Según cuenta la leyenda balinesa, Galungan conmemora la victoria de Indra (dios hindú del trueno, la lluvia y los relámpagos) sobre el malvado rey Mayadenawa, que negó a sus súbditos la adoración del hinduismo, destruyó los templos y con sus poderes mágicos destruyó los cultivos y cosechas.

Tampoco puedes irte de  la maravillosa isla sin dejar de ver la ceremonia de Siwa Ratri, la noche de Shiva. Es un momento propicio para la introspección y la meditación, durante la cual los balineses rezan por el perdón de sus pecados terrenales y por el apoyo y la fortaleza del dios Siwa (Shiva) para alcanzar su ser superior. Parte de estos rituales involucran ayunar y permanecer despierto toda la noche, por lo que Siwa Ratri también es conocida como la noche más larga. Siwa Ratri se celebra durante la luna nueva del séptimo mes del calendario balinés y hay una serie de rituales a lo largo del día. El ritual se divide en tres actividades de ayuno: no comer ni beber durante 24 horas no hablar durante 12 horas, y no dormir durante 36 horas.

El ayuno es un método de autocontrol y reflexión para alcanzar la iluminación espiritual, el silencio es un método para aprender a no hablar impulsivamente y aprender a escuchar más atentamente y no dormir es una técnica para entrenar estar despierto y ser consciente de nuestro enfoque de la vida. La celebración de Siwa Ratri también tiene como objetivo superar el materialismo y construir una conexión más cercana con Dios a través de la entrega y la oración. Cada una de estas actividades son métodos para aprender a ser conscientes de sí mismos, a tener autocontrol en todas las circunstancias. Cuando están terminados, a cada uno de ellos les siguen oraciones y ofrendas en el templo de la casa.

La última de las ceremonias balinesas y la más importante de todas las ceremonias del ser humano es la funeraria: la cremación. Esto es porque la transición que implica la muerte y en su caso reencarnación, es la más misteriosa de todas las ceremonias. Esta ceremonia de cremación se acompaña de grandes ofrendas, danzas y música. Para la ocasión, se construye una gran estructura de madera con forma de buey donde se encuentra el difunto y luego se cubre completamente con telas blancas. Una cremación balinesa es un evento sorprendente, espectacular, colorido, ruidoso y emocionante, y es otra de las increíbles tradiciones de esta isla mágica. 

Prepárate para vivir una experiencia única en un entorno incomparable. Un retiro de bienestar con un fuerte componente de actividades de ocio enfocadas al descubrimiento cultural de cada lugar.

Ana Marín Lario

The Yoga Lab, El Lab de Viajes de Bienestar

ANA MARÍN LARIO 

Ana Marín Lario, estudiante de Antropología y Medicina China, dejó Europa con 20 años para explorar el continente asiático a través de diferentes proyectos sociales y voluntariados que la acercaran a las costumbres locales y a la gente.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

The Yoga Lab en Facebook The Yoga Lab en Linked In The Yoga Lab en Instagram